El segundo de oro de la exploración espacial: la ventana de lanzamiento mínima de Juice, el gran proyecto de la ESA

El segundo de oro de la exploración espacial: la ventana de lanzamiento mínima de Juice, el gran proyecto de la ESA
2 comentarios

Una ventana de lanzamiento de un segundo al día. Es lo que tiene la Agencia Espacial Europea (ESA) para lanzar su última gran misión: JUICE (Jupiter Icy Moons Explorer). La misión tiene por delante un largo viaje con el gigante gaseoso como destino.

Despegue de la misión. La misión parte a bordo de un cohete Ariane 5 desde el Puerto Espacial de la Guyana. Las previsiones indicaban que sería hoy a las hoy a las 9:15 de la mañana, hora local (14:15 CEST) cuando la nave partiría, pero el lamzamiento tendrá que esperar.

Y tendrá que esperar al menos 24 horas. El motivo es que a maniobra que llevará a esta misión hasta Júpiter y sus lunas es tan compleja que la ventana de lanzamiento es de tan solo un segundo. Un segundo al día a lo largo de lo que queda de mes de abril, eso sí.

El motivo de esta compleja maniobra es el ahorro de combustible. No por motivos medioambientales o por su elevado precio, sino para así lograr una gran maniobrabilidad una vez se alcance el sistema joviano.

Todo un tour por el sistema solar interior. Para llegar a su destino con el mínimo gasto de combustible posible, la misión tendrá que aprovechar el tirón gravitacional de la Venus, la Tierra y la Luna. El viaje hasta Júpiter durará la friolera de ocho años.

Tras el despegue, la misión se encontrará de nuevo con el sistema Tierra-Luna en agosto del año que viene. En lugar de partir directamente hacia el exterior del sistema solar, la sonda se pondrá con destino a Venus para buscar otro empujón gravitatorio. Tras esto la sonda pasará aún dos veces más por nuestro planeta, en septiembre de 2026 y en enero de 2029.

Será tras este encontronazo que la sonda emprenda la etapa que la llevará hasta Júpiter. Alcanzará el planeta, si todo sale según lo planeado, en julio de 2031, ocho años y dos meses después de su lanzamiento. Entre julio de 2031 y noviembre de 2034, JUICE realizará diversos pasos por las lunas de Júpiter hasta su llegada Ganímedes en diciembre de 2034.

La misión de JUICE. Ganímedes es el objetivo principal de la misión, pero no el único. El satélite joviano es la única luna del sistema solar con campo magnético propio, además de ser un mundo oceánico candidato a albergar vida en bajo su superficie helada.

JUICE explorará este campo magnético y cómo interacciona con el de Júpiter; así como los distintos elementos de la estructura del satélite: su océano, su superficie helada, y su núcleo rocoso, incluyendo su potencial para albergar vida.

Europa y Calisto son dos de las lunas jovianas que también serán exploradas por la sonda de la ESA. La geología de Europa también muestra potencial para albergar vida. JUICE explorará ambas cosas. Con respecto a Calisto, la misión prevé indagar a través de este satélite, cómo podía ser el entorno de Júpiter hace millones de años.

Instrumentos de la sonda JUICE. ESA, ATG; CC BY-SA 3.0 IGO

El hardware.  Destacan a simple vista los enormes paneles solares de la sonda, necesarios para captar la débil luz solar que llega a Júpiter, pero la sonda va cargada de instrumentos para desarrollar su trabajo. Empezando por la cámara óptica, JANUS, la encargada de captar las imágenes que nos llegarán de la sonda.

JUICE también contará con un espectrómetro para luz visible e infrarroja (MAJIS), un espectrógrafo ultravioleta (UVS), Un instrumento de medición de ondas submilimétricas (SWI), radar (RIME),  altímetro laser (GALA), o un experimento de radio (3GM).

Además de estos instrumentos para la medición remota y geofísica, JUICE contará con instrumentos in-situ, que medirán lo que pasa en el entorno de la sonda, como un magnetómetro (J-MAG), paquete de ambiente de partículas (PEP), o un instrumento de ondas de radio y plasma. A esto hay que sumar su interferómetro de radio y experimento Doppler (PRIDE).

Una compañera de misión. Cuando llegue a su destino, JUICE se encontrará con otra nueva misión en el sistema joviano: Europa Clipper. La misión de la NASA se centrará, como su nombre hace intuir, en Europa. A esta nueva pareja de misiones las acompañará también la veterana sonda Juno, que desde 2016 explora Júpiter y sus lunas.

Júpiter y sus lunas son una de las grandes prioridades actuales de las agencias espaciales. Una buena parte de los entornos candidatos a albergar vida en nuestro sistema solar son lunas de este sistema.

Es de esperar por tanto que JUICE no sea la última misión en alcanzar esta parte de nuestro sistema solar. Aterrizar en los mundos oceánicos será el siguiente gran reto de la exploración espacial. Aún queda mucho, pero quizá algún día incluso podamos obtener muestras sus aguas.

En Xataka | La primera visión en 3D de la atmósfera de Júpiter permite a los científicos asomarse al corazón de la monstruosa Gran Mancha Roja (y mucho más)

Imágenes | ESA

Temas
Inicio