Buscar trabajo es una misión plagada de trampas: el auge de las ofertas fantasma y de las estafas

Buscar trabajo es una misión plagada de trampas: el auge de las ofertas fantasma y de las estafas
3 comentarios

Uno de los requisitos imprescindibles en la búsqueda de empleo activa es inscribirte en las ofertas de trabajo que las empleas publican en portales especializados, redes sociales y bolsas de empleo. Uno de los problemas que más se están encontrando los candidatos son las ofertas de empleo fantasma o que, directamente son estafas que buscan robar los datos de los aspirantes o lo que es peor, su dinero.

Ambos fenómenos son una anomalía en el sistema de reclutamiento, pero es importante conocer qué son y cómo diferenciar una oferta de empleo fantasma de una estafa, sobre todo en un contexto como el actual en el que se combinan fenómenos como la estacionalidad del empleo, la Gran renuncia y los despidos masivos en las grandes tecnológicas que están provocando que el movimiento en el mercado laboral se intensifique durante los meses de verano.

¿Qué son las ofertas de empleo fantasma? Un informe publicado por Clarify Capital a finales de 2022, indica que durante los últimos meses se ha incrementado la presencia de un determinado tipo de ofertas que se salen de lo convencional. Son lo que se conoce como oferta de empleo fantasma. Ofertas de empleo legítimas publicadas por empresas reales, pero cuyo objetivo principal no es incorporar a nadie de forma inmediata sino mantener la visibilidad de la oferta en sí misma.

Postureo, ahorro y otras excusas. Los departamentos de recursos humanos de algunas empresas publican estas ofertas por distintos motivos: dar la apariencia de expansión de la empresa frente a su competencia; apaciguar los ánimos de los propios empleados de la empresa solicitante ante una carga de trabajo excesiva; e incluso se publican para mantener una bolsa de candidatos ya preseleccionados para acudir a ellos cuando la empresa realmente necesite cubrir una vacante de forma inmediata.

Kelsey Libert, cofundadora de la agencia de marketing Fractl, reconoció a The Wall Street Journal que las empresas mantienen las ofertas de empleo incluso cuando ya se ha cubierto ese puesto para ahorrar costes en la publicación y posicionamiento de ofertas en plataformas de empleo como LinkedIn.

¿Cómo afectan las ofertas fantasma a los candidatos? Las ofertas fantasma son ofertas legítimas de empresas reales, por lo que su publicación o la participación en ellas no supone un riesgo de facto para los candidatos. Sin embargo, para los candidatos, acudir a estas entrevistas o rellenar estos formularios representa poco más que una pérdida de tiempo si su objetivo es encontrar un empleo de forma inmediata ya que, probablemente, no los reclutadores no te responderán a corto plazo.

Por lo tanto, tal vez haya que tomarlas como una forma de búsqueda pasiva de empleo cuando ya tienes un trabajo. De ese modo es la empresa la que realiza un reclutamiento inverso intentando captar talento para sus plantillas cuando realmente lo necesite.

Demasiado tiempo para ser cierto. Uno de los principales indicadores que revelan una oferta de empleo fantasma es que lleva demasiado tiempo publicada. Si tras más de un mes publicada, la empresa todavía no ha encontrado un candidato, es más que probable que estés ante una oferta fantasma. “Es más probable que un trabajo que se publicó hace 48 horas esté contratando activamente que un trabajo que se publicó hace tres meses”, comenta Joe Mercurio, project manager de la empresa de reclutamiento Clarify Capital en una entrevista.

El verdadero peligro: ofertas de empleo falsas. El verdadero riesgo al que se enfrentan las personas en situación de búsqueda de empleo son las ofertas fraudulentas que se camuflan como ofertas legítimas para engañar a los candidatos y obtener sus datos o, en el peor de los casos, estafarles económicamente con la excusa de pagar formaciones o trámites.

Ofertas de empleo falsas y cómo evitarlas. Del mismo modo que la mayoría de usuarios ha desarrollado la capacidad para detectar SMS o correos fraudulentos con phishing, los candidatos deben aprender a detectar las ofertas de empleo falsas. Algunas banderas rojas que alertan de estas ofertas falsas es que al llegar a tu correo, directamente entran en la carpeta Spam, el salario indicado está en una moneda distinta del Euro (o la divisa que se use en tu país) y el lenguaje usado no sea del todo correcto, ya que probablemente será una traducción automática.

Por otro lado, ante la dificultad de demostrar una sede empresarial real, la mayoría de estas ofertas falsas están relacionadas con el teletrabajo, y la empresa se excusa en que está ubicada fuera del país. Sobre todo, desconfía de cualquier oferta de empleo que te pida datos bancarios, dinero por adelantado en concepto de trámite o te facilita un teléfono con tarificación adicional.

En Xataka | Trabajar desde casa aún es posible: estas empresas buscan perfiles tecnológicos y ofrecen sueldos de 120.000 euros

Imagen | Pexels

Temas
Inicio